08 de Agosto del 2018

Jorge y Reny Bake realizan un enlace telefónico con Mike Vigil, exJefe de Operaciones Internacionales de la DEA, para conversar acerca de la infiltración del narcotráfico en elecciones. Vigil explica que los narcotraficantes necesitan de protección a nivel nacional para poder realizar sus operaciones, por lo que deciden apoyar económicamente a los candidatos que les favorezcan y promuevan la discreción. Esto, asegura Vigil ocurre en todos los países. Para que el tráfico de drogas se pueda erradicar, hace falta un esfuerzo entre gobiernos para reducir la demanda de droga, así la producción se verá en la necesidad de disminuir y el mercado será cada vez menos viable. Asimismo, indica que los países del Triángulo Norte fungen como transportistas, sin embargo el impacto se ve reflejado a niveles sociales, económicos y políticos.

Aunque los vistan de seda

María Dolores Arias amplía su artículo publicado en República GT, titulado “Aunque lo vistan de seda”. El actual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador informó que la Secretaría de Desarrollo Social cambiará su nombre a “Secretaría del Bienestar”. En Guatemala, un ejemplo es el Impuesto a las Empresas Mercantiles y Agropecuarias, que después se convirtió en el Impuesto Extraordinario de Apoyo a los Acuerdos y Paz y luego migró al Impuesto de Solidaridad. Cambiar el nombre o desvirtuar conceptos no cambia la esencia de los programas sociales, los cuales solo han servido para perpetuar la pobreza de quienes menos tienen y aumentar la fortuna de quienes llegan al poder.

n a nivel nacional para poder realizar sus operaciones, por lo que deciden apoyar económicamente a los candidatos que les favorezcan y promuevan la discreción. Esto, asegura Vigil ocurre en todos los países. Para que el tráfico de drogas se pueda erradicar, hace falta un esfuerzo entre gobiernos para reducir la demanda de droga, así la producción se verá en la necesidad de disminuir y el mercado será cada vez menos viable. Asimismo, indica que los países del Triángulo Norte fungen como transportistas, sin embargo el impacto se ve reflejado a niveles sociales, económicos y políticos. Aunque los vistan de seda María Dolores Arias amplía su artículo publicado en República GT, titulado “Aunque lo vistan de seda”. El actual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador informó que la Secretaría de Desarrollo Social cambiará su nombre a “Secretaría del Bienestar”. En Guatemala, un ejemplo es el Impuesto a las Empresas Mercantiles y Agropecuarias, que después se convirtió en el Impuesto Extraordinario de Apoyo a los Acuerdos y Paz y luego migró al Impuesto de Solidaridad. Cambiar el nombre o desvirtuar conceptos no cambia la esencia de los programas sociales, los cuales solo han servido para perpetuar la pobreza de quienes menos tienen y aumentar la fortuna de quienes llegan al poder.


VIDEO
https://youtu.be/gpPG21Z632c

AUDIO

Artículos relacionados

Nombre (requerido)


Email (requerido) (no se publicará)

Envíanos tus preguntas o comentarios